Blog Nuxiba
Cobranza

¿Cómo ha ido evolucionando el trato al deudor a través del tiempo?

Gestión de cobranza a través de mensajes

En el presente artículo hablaremos de la evolución de la actividad de la cobranza.

Al principio, las tácticas de cobranza eran toscas y el único objetivo era recuperar el dinero.

Con el tiempo y la práctica, se dieron cuenta que la agresividad no era la manera de lograr el objetivo.

Poco a poco, las personas dedicadas a esta práctica se dieron cuenta que la clave estaba en entender la situación del deudor.

En su rol también estaba el de ser un guía y dar diferentes posibles soluciones para solventar el adeudo.

Hoy en día, es sabido que no basta con tener una buena atención, también son necesarias técnicas para una buena cobranza.

Si desea conocer más acerca de estas técnicas, aquí tiene algunos puntos para mejorarla.

Evolución de gestión de cobranza

La evolución en la manera de cobrar

En un inicio la gestión de la cobranza era algo que se hacía de manera muy manual.

La cobranza es un proceso que, como el mundo, siempre está en un constante cambio.

Así como hubo una evolución del trato a la hora de cobrar, también lo hubo en las maneras de cobrar.

Los gestores salían a la calle y era ahí en donde llevaban a cabo su actividad.

Hoy en día, la cobranza debe estar relacionada con tecnología, procesos de calidad y seguridad.

La relación con la tecnología no quiere decir que exista un descuido en el trato al cliente.

Si se sabe aprovechar y se cuenta con la tecnología adecuada, esta puede ser una ventaja a la hora de la gestión de cobranza.

Nuxiba tiene una herramienta que le permitirá y facilitará estar en contacto con el cliente.

Reminder es un sistema avanzado de contactación automática que permite el envío de mensajes de texto y audio de manera segura.

Generar estrategias de cobranza a través de este tipo de mensajes logrará una cobranza efectiva pero también brindará un servicio extra a nuestros clientes.

¿Necesitas probarlo? ¡Solícita una demo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *